Ana Perez's Blog

Just another WordPress.com weblog

Citas de Cien Años de Soledad 16/09/2010

Filed under: Cien Años de Soledad — perezana @ 12:18 AM

Capitulo 1

“Todavía no tenemos un muerto—dijo él—. Uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo la tierra.” [23]

Esta frase se la dice José Arcadio a su esposa, Úrsula, cuando está tratando de convencerla de irse de Macondo aun a sabiendas de que nadie lo seguiría esta vez con su idea. Esta frase se muestra falsa a lo largo del libro, puesto que aunque la mayoría de los descendientes de este matrimonio, la mayoría de los Buendía, muere en Macondo a la final nadie los recuerda, aunque todos hubiesen sido enterrados allí ellos pasan al olvido del pueblo, por lo mismo no tiene ningún sentido desde mi punto de vista el decir que “uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo tierra” si igual teniéndolo o no uno nunca pertenece a ningún lugar, solo a aquel que uno mismo considera su hogar, y aun así eso no quiere decir que pertenezca allí.

“Así fue siempre, ajeno a la existencia de sus hijos, en parte porque consideraba la infancia como un periodo de insuficiencia mental” [25]

Aquí vemos como el autor, Gabriel García Márquez, nos da a saber el hecho de que José Arcadio nunca estuvo muy involucrado con la crianza de sus hijos, con su día a día, con las cosas estos que hacían, siquiera con su educación, pues estos siempre los vio como si fuesen inútiles mientras transcurrieran aquella etapa de su vida. También con esta frase se puede resaltar el hecho de que la forma de pensar de José Arcadio era bastante diferente a la del resto de la gente, o por lo menos a la de hoy en día, ya que siempre se dice, al contrario de su modo de pensar, que la niñez es la mejor etapa en la vida de una persona, la etapa más rica y en la que aprendemos todo lo fundamental de la vida. Siendo así es un poco contradictorio pensar en “la infancia como un periodo de insuficiencia mental”, cuando es más bien la etapa en la que adquirimos la mayoría de los conocimientos esenciales sobre el mundo para sobrellevar el resto de nuestras vidas.

Capitulo 2

“Esta conversación, el rencor mordiente que sentía contra su padre, y la inminente posibilidad del amor desaforado, le inspiraron una serena valentía.” [40]

Esta frase se encuentra luego del incidente entre José Arcadio (hijo) y su padre, en el cual José Arcadio (padre) le da una bofetada a su hijo por dar su verdadera opinión ante su experimento fallido. Aquí podemos darnos cuentas de cómo los sentimientos más intensos son los que nos pueden hacer pensar e incluso llevar acabo aquellas hazañas que en momentos de tranquilidad ni se nos ocurrirían. En este caso esos dos sentimientos eran la rabia y el “amor desaforado” que sentía por Pilar Ternera, los cuales le dieron la valentía de contarle a su hermano, Aureliano, todo lo que estaba viviendo.

Capitulo 3

“—Palabra de enemigo —dijo José Arcadio Buendía. Y añadió en un tono amargo—: Porque una cosa le quiero decir: usted y yo seguimos siendo enemigos.” [72]

Esta frase va dirigida a Don Apolinar Moscote, el primer corregidor de Macondo. Hay un dicho que dice: “ten a tus amigos cerca, y a tus enemigos aun más cerca”, y eso es lo que hace José Arcadio, en vez de andarse de malas con el corregidor trata de negociar con él, de llegar a un acuerdo, de modo que los dos puedan conseguir lo que quieren sin llegar a grandes conflictos, y así puede José Arcadio mantener una relación cercana de cierta forma con Don Apolinar Moscote lo cual evitaría sorpresas. Esta frase también nos da a conocer un poco más el personaje de José Arcadio, pues nos hace saber que el hecho de que quiera evitarse entrar en conflicto con alguien no significa una amistad entre él y esa persona, quien es su enemigo lo sigue siendo sin importar que pase entre ellos, es un personaje bastante rencoroso.

“Tan eficaz fue la cuarentena, que llego el día en que la situación de emergencia se tuvo por cosa natural, y se organizo la vida de tal modo que el trabajo recobro su ritmo y nadie volvió a preocuparse por la inútil costumbre de dormir.” [59]

A través de esta cita el autor nos transmite un dato importante, el de que Macondo, a pesar de no tener dirigentes definidos, era un pueblo muy bien organizado, y que sabía como actuar ante situaciones difíciles, complicadas. Era un pueblo unido, que siempre buscaba el bienestar general en vez de ponerse a buscar culpables como pasa mucho hoy en día. Esto se podría tomar como una crítica del autor a las sociedades o poblaciones más actuales, en las cuales la mayoría de las personas son muy egoístas, y piensa primero en sí mismos que en lo que sería mejor para la mayoría de las personas habitantes de ese lugar. Otro punto que se puede obtener de esta frase es el de cómo nos acostumbramos a las situaciones difíciles, hasta un punto en el que llegan a ser parte de la cotidianidad.

Capitulo 4

“«El amor es una peste», tronó. «Habiendo tantas muchachas bonitas y decentes, lo único que se te ocurre es casarte con la hija del enemigo».”[85-86]

En esta cita se demuestra de nuevo la inflexibilidad de José Arcadio en cuanto a quienes son sus enemigos, pues cuando su hijo, Aureliano, le confiesa a él y a Úrsula su deseo de casarse con Remedios Moscote, este en vez de apoyar a su hijo en su decisión le dice que justo se tenía que casar con la hija de su enemigo. En esta cita también se refleja de nuevo el hecho de que José Arcadio nunca fuese muy apegado a sus hijos, pues en un momento como este en el cual su hijo se está abriendo con ellos y quiere compartir algo personal con ellos, este lo rechaza de cierta manera yéndose por las ramas del hecho, en vez de pensar en que su hijo se casaría y estar feliz de alguna forma por el gran paso que este quería dar.

“Era una precaución innecesaria, porque el italiano había demostrado ser tan respetuoso que ni siquiera tocaba la mano de la mujer que sería su esposa antes de un año.” [91]

Aquí se está describiendo una característica de Pietro Crespi, por los momentos en los que aun se suponía que se casaría con Rebecca. A través de esta cita el autor nos hace referencia a como, principalmente en la antigüedad, las madres eran bastante sobreprotectoras con respecto a sus hijas, siempre estaban al pendiente de que ningún hombre se sobrepasara con ellas pues estas perdían así su pureza y caían en las malas lenguas; por lo tanto Úrsula siempre estaba muy al pendiente cuando los prometidos estaban cerca pues sería una bajeza que hubiera algún tipo de contacto inadecuado entre ellos antes de que su matrimonio se llevara a cabo y fueran bendecidos por la iglesia.

Capitulo 5

“Cuando Remedios anunció que iba a tener un hijo, hasta Rebeca y Amaranta hicieron una tregua para tejer en lana azul, por si nacía varón, y en lana rosada, por si nacía mujer.” [108]

Esta cita demuestra que entre Rebeca y Amaranta si podía existir una tregua, como en este caso por el nacimiento de un nuevo integrante de la familia. Esto demuestra que sus personalidades eran muy diferentes a las de José Arcadio, el cual no haría algo como esto con sus enemigos pues era muy rencoroso, Rebeca y Amaranta a pesar de sus conflictos podían llegar a un acuerdo. Con esta cita también se demuestra que el rencor entre estos dos personajes no era tan profundo como ellas creían sentir, en realidad por dentro se seguían queriendo como hermanas, y de esto se da fe hacia el final del libro por como Rebeca seguía martiriando la conciencia de Amaranta.

“Perdido en el rumbo completamente desmoralizada, Rebeca volvió a comer tierra” [109]

Cuando estamos perdidos en nuestros propios sentimiento de dolor y desesperanza, de despecho, la mayoría de las veces nos hace falta algo que nos permita desquitarnos esa sensación de encima, algo con que liberar nuestras frustraciones, aunque esto no sea aceptado por el resto de las personas que conforman nuestro circulo social. En el caso de Rebeca ese algo era el comer tierra y cal, aunque ella sabía que estaba muy mal no podía reprimir ese deseo frustrado cuando se encontraba en una encrucijada de su vida la cual le costaba mucho trabajo superar. Muchas veces en la vida nos encontramos con situaciones que nos hacen recaer en cosas malas de nuestro pasado que quizás pensábamos haber superado ya, como por ejemplo mucha gente que deja de fumar y luego cuando se encuentra bajo un nivel muy alto de stress lo retoman. Este hecho es quizás una muestra de que Rebeca no era una mujer tan fuerte como suponía ser, que tenía sus debilidades, sus recaídas, aunque las ocultara al mundo por orgullo o por miedo a las consecuencias que le podrían traer estos actos.

Capitulo 6

“«Evíteme la indignidad de morir en el cepo con estos trapos de mujer», le dijo. «Si he de morir, que sea peleando». Logro convencerlo.” [140]

Esto es lo último que le pide el coronel Gregorio Stevenson a Arcadio Buendía antes de que atacaron el cuartel, y Arcadio se lo cumple, lo cual es un tanto contradictorio pues no le había creído nada de lo que había dicho desde que había llegado a Macondo hasta ese momento, pero ya para esas alturas Arcadio no tenia mas nada que perder, así que decide soltarlo, y resulta ser que este hombre si dijo siempre la verdad y pelea asombrosamente, pero igual muere con sus “trapos de mujer”. Esta cita es importante porque a través del libro este no es el único caso en el que se cumple el último deseo de alguien destinado a morir, muchas otras veces pasa lo mismo, esto puede ser indicio de que el autor le tenga cierto respeto especial a ese derecho que se le da a las personajes antes de pagar alguna sentencia, especialmente si la condena con la que tienen que pagar es la de la muerte.

“Después de atravesar el océano en su búsqueda, después de haberlo confundido con la a pasión en los manoseos vehementes de Rebeca, Pietro Crespi había encontrado el amor.” [130]

Pietro Crespi había confundido la pasión entre él y Rebeca con amor, y no se da cuenta de ello hasta que se enamora de verdad, y de Amaranta esta vez. Esto pasa varias veces durante el libro como varios integrantes de la estirpe de los Buendía, pues estos al parecer se dejaban mucho llevar por la pasión, la lujuria, en vez de concentrarse más en los sentimientos reales, como lo que pasa con José Arcadio y la gitana, con Amaranta Úrsula y Gastón, entre otras parejas a lo largo de la obra. Pasa mucho en la vida que confundimos esa llama de la pasión con amor, y cuando ya la llama se apaga no queda nada, y nos sentimos vacios y es así como nos damos cuenta de que no era amor lo que sentíamos, sino un sentimiento completamente diferente aun cuando suelen coexistir juntos.

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.